Declaración sobre riesgos

1. Introducción

ROInvesting, que se ofrece a través de “https://lp-roinvesting.com”, es una marca de Royal Forex Ltd (en lo sucesivo, la “empresa”) que cuenta con autorización y se encuentra regulada por la Comisión del Mercado de Valores de Chipre para actuar como Compañía de Inversión en Chipre (CIF) con número de licencia CIF 269/15.

La CySEC es el órgano supervisor y regulador para las Compañías de Servicios de Inversión de Chipre, y es miembro del Comité de la Autoridad Europea de Valores (ESMA). Nuestra licencia está sujeta a la Ley 87(I)2017, que regula la prestación de servicios de inversión, la operativa relacionada con el ejercicio de actividades de inversión, la operativa de los mercados regulados y otras cuestiones relacionadas, que se encuentra armonizada con la normativa de la UE, la MIFID II, para garantizar un nivel de protección elevado del inversor y la eficacia de los mercados financieros, así como las modificaciones posteriores que puedan producirse cada cierto tiempo (en lo sucesivo, “la ley”).

Los productos y servicios de la Empresa están destinados a minoristas, profesionales o contrapartes cualificadas.

2. Ámbito de la Política

La Política sobre declaración de riesgos (en lo sucesivo, la “Política”) se proporciona a los clientes y posibles clientes de la empresa de acuerdo con la legislación y normativa pertinente. La Política está incluida o forma parte de los Términos y Condiciones (en lo sucesivo, los “TyC”) de la empresa, que deben ser aceptados por los clientes. Antes de proceder a la apertura de una cuenta de inversión y antes de operar, advertimos a nuestros clientes o posibles clientes que lean detenidamente las siguiente declaración sobre riesgos y las advertencias contenidas en este documento con respecto a los instrumentos financieros derivados ofrecidos por la empresa para operar (como CFD).

No obstante, debe indicarse que esta Política puede no contener todos los riesgos existentes al operar con CFD.

3. Advertencia general sobre riesgos

El cliente que decida operar con instrumentos financieros no debe realizar ninguna inversión sin el conocimiento previo de los riesgos que se incluyen al operar en dichos productos o instrumentos financieros ofrecidos complejos y arriesgados.

El cliente debe comprender que todas las inversiones conllevan riesgos, que puede que no sean adecuadas para todos los inversores y que pueden perder el capital invertido. El cliente debe ser consciente de los riesgos existentes al operar con CFD y buscar asesoramiento profesional experto si tiene alguna duda. La empresa no proporciona este servicio.

4. Riesgos técnicos

a) La empresa es responsable de las pérdidas causadas por fallo, funcionamiento inadecuado, interrupción, desconexión o acciones malintencionadas relacionadas con la información, comunicación, electricidad, electrónica u otros sistemas.

b) Si el cliente lleva a cabo transacciones en un sistema electrónico, se expondrá a riesgos asociados al sistema, incluyendo el fallo en el hardware, software, servidores, líneas de comunicación y fallos en Internet. El resultado de cualquiera de dichos fallos puede ser que su orden no se ejecute de acuerdo con sus instrucciones o que no se ejecute en absoluto. La empresa no acepta responsabilidad alguna en caso de producirse tal tipo de fallo.

c) El cliente reconoce que la información no encriptada transmitida mediante correo electrónico no está protegida frente a un acceso no autorizado.

d) En momentos de un flujo excesivo en las operaciones, el cliente puede tener algunas dificultades para conectarse por teléfono en el sistema/plataforma de la empresa, especialmente cuando se produce algún acontecimiento que agite el mercado (por ejemplo, cuando se publican los indicadores macroeconómicos importantes).

e) El cliente reconoce que Internet puede estar sujeta a eventos que pueden afectar a su acceso a la página web de la empresa o al sistema/plataforma de inversión de la empresa incluyendo, entre otros, interrupciones o suspensiones en la transmisión, fallos en el software o hardware, desconexiones de Internet, fallos en la red de electricidad pública o ataques de piratas informáticos. La empresa no será responsable por ningún daño o pérdida que se produzca como consecuencia de dichos eventos que se escapen de su control o por ningún otra pérdida, coste, carga o gasto (incluyendo, entre otros, pérdida de beneficios) que pueda producirse como consecuencia de la incapacidad del cliente para acceder a la página web de la empresa, al sistema de inversión o debido a cualquier retraso o error al enviar órdenes o transacciones.

f) En relación con el uso del equipo informático, redes de comunicación de voz y datos, el cliente soporta los siguientes riesgos entre otros, en cuyo caso la empresa no tendrá responsabilidad alguna con respecto a cualquier pérdida que pueda producirse por:

Corte en el suministro del equipo por parte del cliente, proveedor u operador de comunicación (incluyendo comunicación por voz) que preste servicios al cliente;

Daño físico (o destrucción) de los canales de comunicación utilizados para conectar al cliente y al proveedor (operador de comunicación), proveedor o al servidor de información o inversión del cliente;

Interrupción en la comunicación (baja calidad inaceptable) mediante los canales utilizados por el proveedor u operador de comunicación (incluyendo comunicación mediante voz) que se utilicen por el cliente o la empresa;

Ajustes incorrectos o incongruentes con respecto a los requisitos necesarios relacionados con la terminal del cliente;

Actualización en un momento inadecuado de la terminal del cliente;

Al realizar transacciones mediante comunicación de voz por teléfono (mediante fijo o móvil), el cliente corre el riesgo de tener problemas al marcar, al intentar contactar con un empleado de departamento del servicio de bróker de la empresa debido a problemas en la calidad de la comunicación y a una sobrecarga en los canales de comunicación;

El uso de canales de comunicación, hardware y software, genera el riesgo de no recibir un mensaje (incluyendo mensajes de texto) por el cliente de la empresa;

Operar por teléfono puede verse dificultado por una sobrecarga en la conexión;
El funcionamiento inadecuado o la falta de operatividad de la plataforma, que también incluye el terminal del cliente.

El cliente puede sufrir pérdidas financiera causadas por la materialización de los riesgos anteriores, no aceptando en dichos casos la empresa responsabilidad alguna en caso de que se materialice cualquiera de dichos riesgos, siendo responsable el cliente por todas las pérdidas relacionadas con los mismos que pueda sufrir.

5. Plataforma de inversión

Se advierte al cliente de que al operar en una plataforma electrónica, asume el riego de sufrir una pérdida financiera que pueda ser consecuencia, entre otros motivos de:

(a) Error en los dispositivos o software del cliente o debido a una mala calidad de la conexión.

(b) Error, funcionamiento o uso inadecuado del hardware o software de la empresa o el cliente.

(c) Funcionamiento inadecuado del equipo del cliente.

(d) Ajuste incorrecto del terminal del cliente.

(e) Actualizaciones demoradas del terminal del cliente.

El cliente reconoce que solo puede tener pendiente una orden cada vez. Una vez que el cliente haya enviado una orden, cualquier instrucción posterior enviada por este se ignora y aparecerá el mensaje “las órdenes están cerradas” hasta que se ejecute la primera instrucción.

El cliente reconoce que la única fuente de información fiable sobre flujo de cotizaciones es la base de cotizaciones en tiempo real del servidor. La base de cotizaciones en el terminal del cliente no es una fuente fiable de información sobre el flujo de cotizaciones porque la conexión entre el terminal del cliente y el servidor puede verse interrumpida en algún momento, y algunas de las cotizaciones pueden no llegar al terminal del cliente.

El cliente reconoce que, cuando cierra la orden poniendo/eliminando la ventana o la posición abriendo/cerrando la ventana, la orden enviada al servidor no se cancelará.

Las órdenes se ejecutarán una cada vez mientras estén en la cola. No pueden ejecutarse distintas órdenes de la misma cuenta de cliente al mismo tiempo. El cliente reconoce que, cuando cierre la orden, esta no se cancelará.

En caso de que el cliente no haya recibido el resultado de una ejecución de la orden previamente enviada pero decide repetir la orden, este acepta el riesgo de realizar dos transacciones en vez de una. El cliente reconoce que, si la orden pendiente ya se ha ejecutado pero envía una instrucción para modificar su nivel, la única instrucción que se ejecutará es la de modificar los niveles de stop loss/take profit (detención de pérdidas/toma de beneficios) en la posición abierta al desencadenarse la orden pendiente.

6. Riesgos y advertencias asociadas con transacciones con instrumentos financieros complejos (instrumentos financieros complejos como CFD)

6.1. General

Pese a que los instrumentos financieros derivados pueden utilizarse para la gestión del riesgo en la inversión, algunos de estos productos no son adecuados para muchos inversores. Los distintos instrumentos financieros derivados implican distintos niveles de exposición al riesgo y, a la hora de decidir si operar con dichos instrumentos, el cliente debe ser consciente de los riesgos y factores contenidos en este documento. No obstante, se observa que este documento no puede revelar todos los riesgos y otros aspectos importantes de los instrumentos financieros derivados como los contratos por diferencia (CFD). Operar con CFD es MUY ESPECULATIVO, CONLLEVA UN GRAN RIESGO y no es adecuado para todo el mundo.

El cliente no debe operar con productos derivados a menos que comprenda la naturaleza del contrato al que accede y su nivel de exposición al riesgo. Debe tener presente que el contrato sea adecuado para él en vista de las circunstancias y la posición financiera. Algunas estrategias, como una posición “spread” (sobre el diferencial) o un “straddle” (posición mixta), pueden ser tan arriesgadas como una posición sencilla “larga” o “corta”.

Pese a que los instrumentos derivados pueden utilizarse para la gestión del riesgo en la inversión, algunas inversiones no son adecuadas para muchos inversores.

Distintos instrumentos implican distintos niveles de exposición al riesgo y, a la hora de decidir si operar con dichos instrumentos, debe ser consciente de los siguientes puntos.

Antes de solicitar una cuenta, el cliente debe considerar detenidamente si operar con instrumentos financieros derivados y CFD es adecuado para él en vista de sus circunstancias y sus recursos financieros. Operar con instrumentos financieros derivados y CFD conlleva el uso de “apalancamiento”. Al considerar si participar en esta forma de invertir, el cliente debe:  

Comprender la operativa con CFD, que comprende los activos subyacentes y los mercados. Los CFD son instrumentos financieros derivados de los que se obtiene su valor a partir de los precios de los valores/mercados subyacentes a los que hacen referencia (por ejemplo, divisa, activo, índices, acciones, metales, futuros de índices, contrato a plazos, etc.). Pese a que los precios a los que opera la empresa se fijan mediante un algoritmo desarrollado por la empresa, los precios se derivan de los valores/mercado subyacente. Es importante, por tanto, que el cliente comprenda los riesgos asociados con la operativa en el valor/mercado subyacente debido a que las fluctuaciones en el precio del valor/mercado subyacente afectarán a la rentabilidad de su operación.

La empresa no proporcionará al cliente ningún asesoramiento relacionado con CFD, los activos y mercados subyacentes ni realizará ninguna recomendación de inversión. Por tanto, si el cliente no comprende los riesgos que conlleva, debe buscar el asesoramiento y la consulta de un asesor financiero independiente.

Si el cliente sigue sin comprender los riesgos que conlleva operar con CFD, no debe operar en modo alguno.

6.2. Apalancamiento

Las transacciones en tipos de cambio extranjeros y en instrumentos financieros derivados conllevan un nivel elevado de riesgo. La cuantía del margen inicial puede ser pequeña en relación con el valor del tipo de cambio extranjero y los contratos derivados, de forma que las transacciones estén “apalancadas”. Un movimiento relativamente pequeño del mercado producirá un efecto mucho mayor proporcionalmente en los fondos que el cliente haya depositado o deba depositar. Esto puede jugar tanto a favor como en contra del cliente, que puede sufrir una pérdida total de los fondos depositados como margen inicial, así como cualquier fondo adicional depositado en la empresa para mantener su posición. Si el mercado se mueve en contra de la posición del cliente o se incrementan los requisitos de margen, este puede tener que depositar fondos adicionales de forma urgente para mantener su posición. En caso de no cumplir con la solicitud de realizar un depósito de fondos adicionales, puede que se cierren sus posiciones por parte de la empresa en su nombre, y será responsable de cualquier pérdida o déficit que se produzca, sin que pierda su validez la cláusula de protección frente a un saldo negativo de los Términos y Condiciones generales.

6.3. Órdenes o estrategias para reducir el riesgo

Cuando se realizan determinadas órdenes (p. ej. órdenes stop-loss, cuando lo permita la legislación local u órdenes stop-limit), que tienen la intención de limitar las pérdidas a determinadas cantidades, pueden no ser adecuadas dadas unas condiciones del mercado que hagan imposible la ejecución de dichas órdenes, por ejemplo, debido a unas condiciones de falta de liquidez en el mercado. Las estrategias que utilizan una combinación de posiciones, como una posición “spread” (sobre el diferencial) o un “straddle” (posición mixta), pueden ser tan arriesgadas como una posición sencilla “larga” o “corta”. Por tanto, las órdenes stop limit o stop loss no pueden garantizar el límite de pérdidas.

El trailing stop (orden dinámica) y el asesor experto no pueden garantizar un límite en las pérdidas.

6.4. Volatilidad

Algunos instrumentos financieros derivados operan en rangos intradía con movimientos de precios muy volátiles. Por tanto, el cliente debe considerar detenidamente que existe un riesgo elevado de sufrir pérdidas, así como de obtener beneficios. El precio de los instrumentos financiero derivados se obtiene a partir del precio del activo subyacente al que hagan referencia dichos instrumentos financieros derivados (por ejemplo, pares de divisas, índices sobre acciones, metales, materias primas y contratos a plazo, así como cualquier otro activo disponible para operar con CFD con la empresa según pueda considerar la empresa cada cierto tiempo). Los instrumentos financieros derivados y los mercados subyacentes relacionados pueden ser muy volátiles. Los precios de los instrumentos financieros derivados y del activo subyacente pueden fluctuar rápidamente y en horquillas muy amplias, y pueden reflejar eventos o cambios imprevistos en las condiciones, ninguna de las cuales puede controlar el cliente o la empresa.

Bajo determinadas condiciones del mercado, puede ser imposible que se ejecuten las órdenes del cliente a los precios declarados, lo que puede hacer que sufra pérdidas. Los precios de los instrumentos financieros derivados y el activo subyacente se verán influenciados, entre otras cosas, por los cambios en las relaciones entre la oferta y la demanda, los programas y políticas comerciales, agrícolas, los acontecimientos económicos y de política nacional e internacional, así como las características psicológicas prevalentes del mercado del que se trate.

6.5. Margen

El cliente reconoce y acepta que, independientemente de cualquier información que pueda ofrecerse por parte de la empresa, el valor de los instrumentos financieros derivados puede fluctuar hacia arriba o hacia abajo, e incluso es probable que la inversión pueda perder todo su valor. Esto se debe al sistema de márgenes aplicable a dichas operaciones, que generalmente incluyen un depósito o margen modesto en comparación en relación con el valor general del contrato, de forma que un movimiento relativamente pequeño en el mercado subyacente puede provocar un efecto drástico en la operación del cliente. Si un movimiento en el mercado subyacente se produce a favor del cliente, este puede lograr un buen beneficio, pero un movimiento adverso igualmente pequeño en el mercado puede producir rápidamente la pérdida de todo el capital invertido/depósito del cliente.

6.6. Liquidez

Algunos de los activos subyacentes pueden no ser líquidos de forma inmediata, como consecuencia de una demanda reducida del activo subyacente, y el cliente puede no obtener la información del valor de los mismos o de la extensión de los riesgos asociados.

6.7. Contratos por diferencia

Los CFD que ofrece la empresa para operar son transacciones al contado que no pueden entregarse y que dan la oportunidad de obtener beneficios al producirse cambios en el activo subyacente. Si el activo subyacente se mueve a favor del cliente, este logrará beneficios, pero un pequeño movimiento en su contra puede hacer que el cliente pierda rápidamente todo el depósito. Por tanto, el cliente no debe realizar operaciones con CFD a menos que pueda soportar el riesgo de perder toda la inversión realizada.

6.8. Transacciones sobre inversión con responsabilidad contingente

Las transacciones sobre inversión con responsabilidad contingente, que cuentan con margen, necesitan que el cliente realice una serie de pagos frente al precio de compra en vez de pagar todo el precio de compra de forma inmediata. El requisito del margen dependerá del activo subyacente del instrumento financiero. Los requisitos de margen pueden ser fijos o calcularse a partir del precio actual del instrumento subyacente, y puedes encontrarse en la página web de la empresa.

Si el cliente opera con contratos por diferencia, puede que pierda todos los fondos depositados al abrir y mantener una posición. Si el mercado va en contra del cliente, puede deba pagar una importante cuantía adicional de forma urgente para mantener la posición. Si el cliente no lo realiza en el tiempo necesario, su posición puede liquidarse con pérdidas, y será responsable del déficit resultante. Debe indicarse que la empresa no tendrá la obligación de notificar al cliente sobre ninguna llamada de margen realizada para mantener una posición que esté en pérdidas. Incluso en el caso de que una transacción no cuente con margen, puede que siga existiendo la obligación de realizar pagos adicionales bajo determinadas circunstancias sobre cualquier cantidad pagada al llevar a cabo el cliente el contrato.

Las transacciones sobre inversión con responsabilidad contingente que no se lleven a cabo bajo las reglas de un mercado de valores designado o reconocido pueden conllevar riesgos mucho mayores para el cliente.

6.9. Garantía

Si el cliente deposita una garantía como medida de seguridad frente a la empresa, la forma que se tratará la misma variará en función del tipo de transacción y de dónde se opere. Pueden existir diferencias importantes en el tratamiento de la garantía en función de si el cliente opera en un mercado de valores reconocido o designado, aplicándose la reglas de dicho mercado (y la cámara de compensaciones asociada), o de forma extrabursátil. La garantía depositada puede perder su condición de propiedad del cliente una vez que se lleven a cabo las transacciones en nombre del cliente. Incluso en el caso de que las transacciones realizadas en nombre del cliente resulten ser rentables puede no recuperar los mismos activos depositados, y puede tener que aceptar en pago en metálico.

6.10. Suspensiones de la operativa

Bajo determinadas condiciones al operar, puede resultar difícil o imposible liquidar una posición. Esto puede producirse, por ejemplo, en ocasiones en que exista un movimiento rápido en los precios si estos suben o bajan en una sesión hasta un nivel que de acuerdo con las reglas del mercado de valores pertinente, deba suspenderse o restringirse la operativa.

El efectuar una orden stop loss no tiene por qué limitar necesariamente las pérdidas del cliente en las cantidades deseadas, debido a que las condiciones del mercado pueden hacer que resulte imposible ejecutar dicha orden al precio estipulado. Además, bajo determinadas condiciones del mercado, la ejecución de una orden stop loss puede ser peor que su precio estipulado, y las pérdidas consolidadas pueden ser superiores a las esperadas.

6.11. Deslizamiento (“slippage”)

El deslizamiento es la diferencia entre el precio esperado de una transacción en un CFD y el precio al que la transacción se ejecuta realmente. El deslizamiento suele producirse durante periodos de gran volatilidad (debido por ejemplo a nuevas noticias) que hacen que una orden resulte imposible de ejecutar a un precio específico, cuando se utilizan órdenes a mercado, así cuando se utilizan otras órdenes y no existe interés suficiente al nivel de precio deseado para mantener el precio esperado en la operación.

7. Cargos e impuestos

La prestación de servicios por parte de la empresa al cliente está sujeta a comisiones, disponibles en la página web de la empresa. Antes de que el cliente comience a operar, debe obtener detalles sobre todas las comisiones, tarifas o cargos de las que será responsable el cliente. Será responsabilidad del cliente verificar cualquier cambio en los cargos.

Si cualquier cargo no se expresa en términos monetarios (sino, por ejemplo, como un porcentaje del valor contractual), el cliente debe asegurarse de que comprende la cuantía a la que pueden ascender dichos cargos.

La empresa puede cambiar sus cargos en cualquier momento.

Existe el riesgo de que las operaciones del cliente sobre cualquier instrumento financiera puedan estar sujeta a tributación o a cualquier otra obligación fiscal debido, por ejemplo, a cambios en la legislación o a sus circunstancias personales. La empresa no garantiza que no deba pagarse impuesto alguno. La empresa no será responsable con respecto a cualquier impuesto u otra obligación fiscal que pueda existir con respecto a sus operaciones.

Debe indicarse que los impuestos están sujetos a cambios sin previo aviso.

Debe indicarse que los precios de la empresa con respecto a la operativa con CFD están fijados por esta, y que pueden ser diferentes de los precios informados en cualquier otro lugar. Los precios de la empresa relacionados con la operativa son los aquellos a los que la empresa está dispuesta a vender CFD a sus clientes en el punto de venta. En consecuencia, no pueden corresponder directamente con niveles de mercado en tiempo real en el momento en que se produce la venta del CFD.

8. Riesgos de terceros

La empresa puede traspasar dinero recibido del cliente a una tercera parte (p. ej., un bróker intermediario, un banco, un mercado, un agente de compensación, una cámara de compensación o contraparte extrabursátil localizada fuera de Chipre) para que lo conserve o controle a efectos de llevar a cabo una transacción a través o con dicha persona, así como para satisfacer las obligaciones del cliente de proporcionar garantías (p. ej., requisito de margen inicial) con respecto a una transacción. La empresa no tendrá responsabilidad por ningún acto u omisión de ninguna tercera parte a la que entregue dinero recibido del cliente.

El régimen legal y normativo aplicable a cualquier tercera parte será distinto del aplicable en Chipre y, en caso de insolvencia o cualquier otro incumplimiento equivalente de dicha persona, el dinero del cliente se tratará de forma distinta del que se aplicaría si el dinero se tuviera en una cuenta separada en Chipre. La empresa no será responsable de la solvencia, actos u omisiones de ninguna tercera parte a la que se haga referencia en esta disposición.

La tercera parte a la que la empresa entregue el dinero puede tenerlo en una cuenta ómnibus, por lo que puede que no sea posible separarlo del dinero del cliente o del de la tercera parte. En caso de insolvencia o de otro procedimiento análogo con respecto a dicha tercera parte, la empresa solo podrá realizar una reclamación no garantizada frente a la tercera parte en nombre del cliente, y este estará expuesto al riesgo de que el dinero recibido por la empresa de la tercera parte sea insuficiente para satisfacer las reclamaciones del cliente que reclame con respecto a la cuenta de que se trate. La empresa no aceptará responsabilidad alguna por las pérdidas que se produzcan.

La empresa puede depositar el dinero del cliente a un depositario que puede tener interés en los mismos, derecho de retención o de compensación con respecto a dicho dinero. Un banco o bróker a través del que opere la empresa puede tener intereses contrarios a los del cliente.

9. Insolvencia

La insolvencia o incumplimiento de la Empresa, o la insolvencia o incumplimiento de cualquiera de las partes que participan en las Transacciones realizadas por la Empresa en nombre del Cliente (incluidos, sin limitación, intermediarios, centros de ejecución y proveedores de liquidez) puede llevar a que se liquiden o cancelen posiciones sin el consentimiento del Cliente. En el improbable caso de insolvencia de la Empresa, los fondos segregados de los clientes no pueden utilizarse para el reembolso a los acreedores de la Empresa. En caso de que la Empresa no pueda satisfacer las reclamaciones de reembolso, los reclamantes admisibles tienen derecho a una compensación por parte del Fondo de Compensación de Inversores tal y como se establece a continuación.

10. Fondo de compensación del Inversor

La empresa participa en el Fondo de Compensación del Inversor para clientes de compañías de inversión reguladas en la República de Chipre. Determinados clientes tendrán derecho a recibir una compensación de acuerdo con el Fondo de Compensación del Inversor en caso de incumplimiento de la empresa. La compensación no superará los veinte mil euros (20 000 EUR) por cliente. Para obtener más detalles, por favor diríjase a la sección sobre el “Fondo de Compensación al Inversor” que encontrará en nuestra página web.

11. Comunicación entre el cliente y la empresa

El cliente deberá aceptar el riesgo de sufrir cualquier pérdida financiera causada por el hecho de que el cliente haya recibido con retraso o no haya recibido ninguna comunicación por parte de la empresa.

El cliente reconoce que la información no encriptada transmitida por correo electrónico no estará protegida frente a un acceso no autorizado.

La empresa no tiene responsabilidad alguna en caso de que terceras personas no autorizadas tengan acceso a información, incluyendo direcciones de correo electrónico, comunicaciones electrónicas o datos personales, acceda a datos cuando se transmita lo mencionado anteriormente entre la empresa y el cliente o cuando se utilice Internet u otro servicio de comunicación mediante red, teléfono o cualquier otro medio electrónico.

El cliente será plenamente responsable de los riesgos existentes con respecto a mensaje de correo internos  del sistema de inversión online de la empresa no entregador enviados al cliente por parte de la empresa.

12. Supuestos de fuerz